• Home
  • Blog
  • Un regalo para profes que les va a encantar

Un regalo para profes que les va a encantar

En unos días Hugo acaba su segundo curso de cole. Qué rápido pasa todo... Empezaba el año pasado con 4 mesecillos, cuando se pasaba el día durmiendo o sentado en la hamaca viendo como jugaban los mayores (yo creo que estudiaba cada movimiento para tener la teoría bien preparada una vez que llegó el momento de empezar a moverse). Con 6 meses ya gateaba, con 8 sólo quería estar de pie, con 11 dió sus primeros pasos y hoy, con año y medio, ya corre que se las pela. ¿Cómo puede evolucionar tan rápido una cosa tan pequeña?

 Benditas profesoras. ¿De dónde sacarán la paciencia para estar tantas horas con tantos niños? Yo, si os soy sincera, las envidio. Ser profesora de Educación Infantil es mi vocación frustrada. Cada tarde cuando entro en clase a recoger a Hugo y me quedo un rato jugando con los niños pienso: "Quién tuviera una oficina como ésta!". Sé que muchos pensaréis: Menuda locura. Cierto, debe ser agotador. Pero la satisfacción de verles crecer desde que son bebés, que digan tu nombre por primera vez, que aprendan de tí... Yo creo que (en mi caso) no hay plan de medios ni emails de agradecimiento de ningún cliente que lo superen!

Este año me apetecía regalarles algo original (y útil!) a las profes, porque tengo muy buena relación con ellas y quería tener un detalle para que se fueran contentas de vacaciones. Estuve brujuleando en internet, buscando ideas chulas, en diferentes tiendas de regalos, si que encontré bastantes cosas personalizadas para profesoras o maestras, y de repente me vino la inspiración y pensé: ¿para qué comprarlo si puedo hacerlo yo? Y después pensé: Y si puede participar Hugo sería mejor aún!.

                                                     

 

¿Qué hicimos? Una bolsa de tela con las manos de Hugo estampadas en diferentes colores y una frase para cada una de las profes. Aunque enseguida me di cuenta de que no era la primera vez que Hugo pintaba con las manos, tuve que pedir ayuda a su padre para que el resultado fuera "bonito" y no una mezcla de colores. Compré las bolsas y las pinturas de tela en Amazon y lo envolví sobre la propia bolsa con un lazo de papel. Como firma del "artista" puse nuestro hashtag #hugoterremoto, claro. :) A las profes les ha encantado y Hugo estaba tan orgulloso cuando les ha dado el regalo y veía sus manos en el dibujo. A la media hora ya se le habría olvidado, pero tengo claro que con el tiempo, estos pequeños detalles le enseñarán  a quitarle importancia a lo material y darse cuenta de que los regalos más chulos no son los que más dinero cuestan... :)

           

            

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Welcome 200GBP Bonus at William Hill here.