• Home
  • Blog
  • “Y tú, ¿a qué jugabas cuando eras pequeño?

“Y tú, ¿a qué jugabas cuando eras pequeño?

Hace unos días vi un video que me hizo pararme a pensar.

Antes de verlo, quiero que penséis en la respuesta a esta pregunta: “¿A qué jugabas cuando eras pequeño? ¿Qué te divertía?

Yo, si me paro a pensar, se me ocurren mil cosas. Recuerdo la época en la que aún éramos 3 hermanos. Nos pasábamos el día en el jardín. Nos encantaba hacer la croqueta en el césped (aunque luego te picase todo el cuerpo) o hacer cuevas donde luego nos sentábamos a hacer los deberes. En verano, cuando las mañanas se hacían muy largas, solíamos bajar en bici a casa de mi abuela, donde nos juntábamos con mis primos, nos daba dinero para el pan y 25 pesetas a cada uno. Con eso nos comprábamos cinco chuches (eran muchas!) y volvíamos tan contentos. Comíamos en su casa y nos pasábamos la tarde en su jardín subidos a los arboles cogiendo albaricoques y almendrucos o en la tapia del vecino dando pan duro a sus ovejas. Lo cierto es que apenas jugábamos con juguetes, o por lo menos, es lo que menos recuerdo. Mis recuerdos bonitos (y los que duran), son estos. Bicis, primos, campo.

                                    

Ahora sí, ved el video. https://www.youtube.com/watch?v=aIQLVaUL-oM 

 

Hasta antes de ser madre no era algo en lo que me hubiera parado a pensar, pero por un momento después de verlo me he agobiado. No quiero que Hugo sea como esos niños, y me asusta pensar que por mucho que hagamos nosotros como padres para inculcarle ciertos valores, finalmente pueda tener más peso el resto de su entorno y lo que ve fuera de casa.

Todo esto se junta con otra noticia que leí estos días y que me encantó, y ojalá sea el primero de muchos proyectos como éste. Se trata de la primera bosque escuela que ha abierto en España. Una escuela infantil en Cerceda donde no hay aulas ni libros, donde niños de entre 3 y 6 años aprenden a sumar con palos o a escribir en la arena.

Me encantó la idea y no sé donde estaremos cuando Hugo tenga 3 años pero si seguimos en la Sierra de Madrid creo que es un opción muy valorable. A día de hoy tenemos la suerte de vivir en una urbanización en mitad del campo, que linda con una finca donde cada día que salimos con Hugo a pasear vemos vacas, burros o caballos. Creo que es un lujo que un niño desde bebé ya esté en contacto con esto y que desde tan pequeño se vuelva loco de contento al ver un perro pasear a su lado o un pájaro que pasa por su ventana.

Me da pena pensar que muchos padres no se planteen esto. Es cierto que el día a día nos come y te vas dejando llevar y llevar y acabas tirando por el camino más fácil… Pero hay que esforzarse señores! Está comprobado lo importante que es para un niño el contacto con la naturaleza. Los niños que pasan más tiempo jugando en el campo son físicamente más activos, desarrollan la imaginación, habilidades motrices, son más sociables y encima se ponen malitos con menos frecuencia!

Un videojuego, una tablet o la televisión no ayudan en nada de esto. ¿Por qué hay padres que dejan que sus hijos pasen horas enganchados a un videojuego o que le enchufan el iPad en un restaurante en cuanto el niño empieza a protestar un poco? A nosotros nos daban un cuaderno con pinturas, nos decían que había que estar calladitos y nos quedábamos tan tranquilos.  

Me niego.

Necesitaba compartir esta opinión porque pienso que si entre todos nos inculcamos estos valores quizá dentro de unos años nuestros hijos pedirán permiso para salir a jugar fuera en lugar de permiso para jugar a una maquinita. J

Os dejo un enlace a un articulo publicado en la revista Tiempo sobre métodos de enseñanza alternativa, por si queréis leer un poco más sobre el tema. 

Fuente imágenes: Pinterest 

 

Welcome 200GBP Bonus at William Hill here.